Pensar, reflexionar, actuar y asumir la consecuencia

Valora este artículo
(1 Voto)

Mily Zavala Moreno

Las emociones en el deporte

Qué tal amigos de Diagonal Sport. Una vez más los saludo con el gusto de siempre ahora con un tema en el que poco pensamos:

 

El poder de elección”.

Poder elegir es tener la potestad o el dominio propio de decidir tomar una opción entre dos o más.

Estamos tomando decisiones todo el tiempo. Decidimos si levantarnos de inmediato al despertarnos por la mañana o permanecer en cama cinco minutos más; decidimos si tomar un baño con agua caliente o tibia, qué desayunar, qué ropa usar, si asistir a una reunión de amigos o no, etc.

Hay decisiones a lo largo de nuestra vida que no reportan consecuencias, como el color que elijamos vestir, o saludar o no a la cajera del supermercado. Sin embargo, hay decisiones en las que las consecuencias pueden cambiar el rumbo de nuestras vidas. De ahí la importancia de pensar y reflexionar  antes de actuar, y estar dispuestos a asumir las consecuencias de cada una de nuestras acciones.

El problema es que la falta de experiencia, de madurez, y/o de consciencia, cierra nuestra mente a siquiera pensar en la posibilidad de alguna consecuencia, y de ahí que vayamos por la vida  tomando algunas veces decisiones basadas solamente en la emoción y el deseo del momento, como comprar lo que no podemos solventar,  tener una relación extramarital, agredir a nuestros hijos o pareja, levantar muros con las personas en vez de cultivar relaciones,  o comer excesiva y constantemente lo que puede dañar nuestro organismo.

Tal vez ni siquiera tenemos el conocimiento de que podemos elegir a cada instante cómo actuar, qué hacer o qué no hacer, qué decir o qué no decir. No estamos conscientes de nuestro poder de elección, de que podemos elegir el altruismo sobre el egoísmo, el perdón sobre el rencor, la amabilidad sobre la indiferencia, la voluntad sobre la pereza, la fe sobre la duda.

Nuestra vida actual es la suma de decisiones que hemos estado tomando en el pasado, decisiones conscientes unas e inconscientes otras; pero son muchas las veces en que no estamos conscientes de las consecuencias que obtendremos de nuestras decisiones.

Un cuerpo esbelto y saludable es la suma de elecciones de tipo sano de alimentación y ejercicio.

Treinta años de matrimonio es haber elegido muchas veces la paciencia, la dedicación, el respeto, la comunicación sobre el silencio, la humildad sobre la soberbia.

El éxito no es cuestión de suerte. Es  la suma de la preparación, de la constancia, de la paciencia, de la fe, del trabajo, incluso del sacrificio.

Los logros  no son cuestión de suerte, son cuestión de elección, de trabajo, de constancia y esfuerzo.

La invitación es a usar nuestro “poder de elección” tratandolo más posible de que nuestras eleccionesnos acerque a tener una vida de tranquilidad, de bienestar, de armonía y equilibrio con la vida, con nosotros mismos y con los demás, dejando de lado la impulsividad y dominando los deseos y pasiones que podrían dejar consecuencias lamentables tanto a corto como a largo plazo.

No culpemos a la vida del lugar donde nos encontramos. Tomemos responsabilidad de nuestro poder de elección para acercarnos lo más posible a la vida que soñamos.

Seamos más conscientes de la relación que existe entre “acción y consecuencia”.

 “HACERNOS CONSCIENTES DE QUE PODEMOS ELEGIR NOS DA PODER”.

 

Mily Zavala Moreno.

Hipnoterapeuta.

Estudiante de Tanatología.

Curso “Manejo de emociones”.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Best gambling websites website

PORTADAS DEL DÍA

1644502
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultma semana
Todos los días
1631
1895
7400
11766
1644502