CON CADA GOLPE AL COSTAL SACABA LA RABIA INTERNA: “VENENO” LÓPEZ; PRONOSTICA NOCAUT

Valora este artículo
(0 votos)

www.diagonalsport.com.mx

De las terapias al profesionalismo, con poco más de dos años en los cuadrilateros  Elizabeth “Veneno” López Corzo ha enfrentado rivales de alto riesgo y ha salido bien librada, excepto con Yesenia “Niña” Gómez, con quien tiene su única derrota pero lamenta que le hallan detenido el combate; con récord de siete peleas, tres ganadas (un nocaut), tres empates y un descalabro, y precisamente uno de sus empates fue con Cinthya “Tormenta” Martínez, con quien se verá las caras este 24 de junio en tierras beliceñas.

Su carrera ha sido ascendente, pero lamentable las pocas oportunidades en el mundo del boxeo femenil, pues en septiembre del 2016 fue última ocasión en que subió a un ring pero no porque no quisiera sino porque no le han salido peleas. Ahora está más lista que nunca, ha realizado sparring tanto con hombres como con mujeres, y afirma estar en una condición física inmejorable.

Su entrenador Alejandro Pérez además es un gran motivador y siempre expresa lo mucho que se siente orgullosa de ella, pues la debutó a los tres meses en Valladolid, Yucatán, el 27 de marzo del 2015, derrotando a Martha Poot, quien tenía media docena de peleas profesionales, luego siguió un nocaut contundente en el Salón Sol; a los 8 meses del profesionalismo enfrentó nada más y nada menos que a la “Niña” Gómez, campeona juvenil mosca, con quien perdió al detener el refere la pelea.

Despúes le ganó a Sofía Núñez, y ha empatado con Ana “Bronca” Arrazola, también campeona mundial plata, con Sonia Osorio, pupila del gran Nacho Beristaín, y con la cancunense “Tormenta” Martínez, a quien tiene confianza de noquear en el tercer o cuarto round, “me siento fuerte”.

A sus 25 años el box le cambió la vida, al igual que a sus tres hijos: Carlos, de 9 años, Cristal Elizabeth, de 8 años, y Carmen García López, de 5 años, quienes son son su motivación y sonríe al recordar “son los únicos que me dicen campeona”, pero que algún día espera sea realidad.

Entrar el boxeo fue fortuito. Aquí la historia:

“El terminar una relación con el padre de mis hijos me dejó shock, por la responsabilidad de mis niños; me puse a trabajar pero el stress y las preocupaciones me alteraban mucho,mi madre se dio cuenta que no estaba bien por lo que me recomendó visitar un psicólogo, ya que el momento por el que atravesaba no era fácil  pero sobre todo el tener la responsabilidad de tus hijos de la noche a la mañana era muy difícil.

“Acepté el consejo de mi mamá y visite al especialista, quien me recomendó  realizar deporte para sacar el coraje que llevaba dentro, opté por un gimnasio para desestresarme y bajar de peso, cada golpe al costal sacaba la rabia interna. Pagué una mensualidad, pasado el tiempo, avisé que ya no regresaría. Mi actual entrenador me había visto y se acercó a decirme que sino me gustaría ser boxeadora profesional, me dijo ‘tienes madera, si le metes ganas puedes llegar a triunfar’, al principio lo tomé como un juego, ya que lo hice con tal de distraerme y no pensar en otras cosas.

“Así empezó mi preparación para boxeadora, desde levantarse a las 5 de la mañana a correr y modificar los hábitos alimenticios.  A  los dos meses, al dueño del gimnasio ‘Piraña’ le comentaron que había una pelea y que tenía un mes para prepararme a conciencia. Me preguntó si quería debutar y mi respuesta fue positiva. Nos empezamos a preparar para ello, con sparring y toda la cosa. Cuando comentaba que estaba alistándome para mi pelea, se reían, le decían que estaba loco, pero él confíaba en mi.

“A los tres meses de entrenar, contra todos los pronósticos gané, le agradezco su confianza y su paciencia para entrenarme, siempre recuerdo sus palabras: ‘cuando uno quiere y tiene ganas, se puede, todo se puede, el querer es poder’, por lo que no defraudaré su confianza”.

Confiesa que su derrota ante la “Niña” Gómez la desanimó mucho y tiene esa espinita clavada “me gustaría volver a enfrentarla, más adelante, ojalá y se den las condiciones”. En poco más de dos años el box le ha cambiado la vida, sus niños lucen contentos, su expareja visita a los pequeños y ella sin renores, mis hijos son “mi fortaleza y motivación, son para los únicos que soy su campeona, su heroína, todo para ellos, por lo que es una gran responsabilidad el subir a pelear y dar una buena función, siempre dedicándoselas a ellos. Gracias a Dios tengo gente buena que me rodea y me apoya al 100 por ciento”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Best gambling websites website

PORTADAS DEL DÍA

1564211
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultma semana
Todos los días
85
651
736
2745
1564211