Vida, salud, amor y fútbol= Omar Hernández

Valora este artículo
(0 votos)

Compartió cancha con Carlos Vela, a quien le arrebató varios título de goleo y acumuló 42 trofeos; en amplia charla con Diagonal habla de su vida, sus sueños, sus metas, su preparación, de la falta de apoyo a los futbolistas locales y su decepción por no ganar el Premio Municipal al Mérito Deportivo 2106.

 

www.diagonalsport.com.mx

A sus 29 años de edad, Omar Hernández es un joven entrenador triunfador, con un palmarés impresionante; ha obtenido grandes logros a costa de sacrificios, que lucha por conseguir sus sueños y se ha puesto metas muy altas, pero está seguro que algún día los logrará. En su carrera de futbolista logró 42 títulos de campeón goleador, perforando la portería aproximadamente mil 500 veces. Disputó títulos de goles con Carlos Vela, hoy convertido en un lujo para la Real Sociedad.

Vida, salud, amor y futbol bastan para que este deportista esté feliz, enemigo del alcohol y del tabaco, del antro o las fiestas, prefiere seguir preparándose y lograr sus metas, pero también convertirse en un ejemplo:  “me verán en el cine o en una cafetería. Soy un loco apasionado, quiero superarme y ser un ejemplo a seguir... Mi vida es el deporte”. Una persona entusiasmada que desea ser diferente para que su luz ilumine a los que lo siguen, contribuir a proyectarlos y ayudarlos a crecer.

Pero también sabe que para mejorar es vital invertir porque “si mejorar fuera gratis, todos seríamos mejores, no es que no queramos, es que no nos atrevemos a pagar el precio que exige transformarnos". 

 

-¿Quién es Omar Hernández?

-Me considero una persona emprendedora, me gusta prepararme como entrenador, me gusta innovar y ser diferente, me gusta sobresalir, soy una persona con muchos sueños, con muchas ilusiones por salir adelante, por dejarle algo al futbol por tantas cosas que me ha dejado.

 

-¿De dónde le viene la pasión a Omar por el fútbol?

-Mi pasión viene desde mi padre, él también fue futbolista, y desde que teníamos 2 o 3 años jugábamos con una pelota; nunca imaginé que iba a ser entrenador de futbol ni que iba a estar orientando y capacitando o enseñando; cuando era futbolista era un poco rebelde, fuera de las canchas era terrible pero como director técnico tu vida y tu rol cambian, porque no es lo mismo estar dentro que estar fuera.

 

-¿Dónde se sufre más en la cancha o en la banca?

-Considero que afuera uno sufre más, como entrenador dependes de todos tus jugadores y de tu trabajo pero no dependes de ti, como cuando eres futbolista, dependes de un juego colectivo de lo que tu entrenas y haces en la cancha toda la semana, es lo que tu equipo va a interpretar, ellos son los intérpretes de lo que nosotros queremos plasmar en la cancha.

 

-¿Tus inicios en el futbol?

-Jugábamos en el barrio ahí en Veracruz, de donde soy originario, con mis primos y mis hermanos, pero es algo muy bonito, el futbol es maravilloso, tanto fuera como dentro de la cancha; empezamos en el barrio como la gran mayoría inicia pero también todos damos un salto y ahora estamos por acá, gracias a Dios.

 

- ¿Cuáles son los sacrificios que realizaste?

-Me tuve que ir cuando tenía 13 años a Chetumal a vivir solo, 13-14 años, estuve jugando en Tercera División en Tigrillos de Chetumal. Tuve que dejar a toda mi familia y a los amigos, las fiestas, que para las chavos es muy difícil porque tenemos muchas distracciones pero fue una experiencia muy bonita.

 

 

-¿Los equipos en los que iniciaste y los técnicos?

-Tuve entrenadores muy buenos como Ariel “El Loco” Cruz, que es un fenómeno, que algunas cosas de sus charlas técnicas las guarde para mi hoy en día, hay una frase que dice: “Ganar no es lo más importante es lo único”, lo aprendí de él y lo pongo en mi vestidor; después tuve como entrenador a  Pedro Poot, que me dio buenas oportunidades, tanto en el futbol infantil y me llevó al profesional; aquí en Cancún estuve con el “Topo” Moguel y el “Pichojos” Pérez, con Tucanes y Pioneros. A los 25 años tuve la oportunidad de jugar en Argentina durante un año, por la competencia en la posición que me desempeño.

 

-Un goleador nato que seguramente tendrá una vitrina de trofeos.

-Tengo 42 trofeos de campeón goleador, habré hecho unos mil 500 goles. Salí goleador campeón tres años consecutivos en Copa Telmex en 2009, 2010 y 2011, campeón goleador en muchas ligas aquí en Cancún, estuvimos ganando campeonatos y gracias a los goles que anotaba un día me cambió la vida. Había dejado de jugar futbol profesional a los 22 años y a los 25 me surge oportunidad de ir a Argentina, cuando ya jugaba amateur y ganaba campeonatos de goleo, un agente se fijó en mi  y tuve la oportunidad de salir a jugar a Sudamérica.

 

-¿Cómo inicia tu camino como entrenador?

- A los 20 años inicié como entrenador, primero como hobby, con 40 niños formé mi primera escuelita en un barrio cobrándoles 10 pesos por entrenamiento y 15 pesos por arbitraje. Lo que me enseñaban en la tarde como futbolista en el entrenamiento, en la noche lo aplicaba como entrenador.

El nacimiento de mi hija, al que le puse de nombre América por ser un aficionado de hueso colorado de ese equipo capitalino, me cambió el chip porque me hice muchas preguntas desde de ¿qué voy a vivir? y ¿qué voy hacer?, pero también que nunca quiero salirme del futbol por lo que inicié el camino de la preparación y ello me ha cambiado la vida.

 

-¿La paciencia no es una de las virtudes de Omar?

-No soy paciente, me gusta tener todo rápido, me gusta tomar decisiones rápidas, es sí o es un no, tanto como para estudiar como mis decisiones en familia y en mi trabajo  porque soy un expresivo de: vamos y se hace, si no, no lo hagas; cuando lo haces lo haces bien si no, no lo hagas. Hay que vivir nuestros sueños, no vivo el sueño de los demás, no me hago falsas ilusiones, no creo en los milagros, no me engaño porque sé que con la disciplinado constante se llegara a ser el mejor.

 

-Cuál el más grande sueño de Omar?

-Dirigir al equipo de mis amores: América, es mi más grande sueño, y le puse ese nombre a mi hija, incluso en su primer año cumplí la promesa de llevarla al estadio Azteca y tomarme una foto con ella. Sé que algún día voy a poder hacerlo, sé que es un gran sueño pero también sé que lo voy a lograr, y después porqué no, dirigir en Europa.

 

-Omar, ¿no son sueños inalcanzables?

-Me enseñaron a soñar grande porque si tengo sueños pequeños no podré alcanzar mis objetivos, entonces tengo que soñar muy grande para poder llegar, hay que ponerse metas y la vara muy alta.  También sé y estoy consciente que nadie es profeta en su propia tierra y para trascender tendré que dejar Cancún y eso ya lo tengo pensado. Es cosa de tiempo.

 

-¿Hay falta de apoyo a los deportistas locales?

-Es lamentable que no exista confianza en el talento local, es triste y me molesta la falta de apoyo. Tuve la oportunidad de estar en Argentina y ahí para que llegue un entrenador de fuera, imposible, cuesta, y en Argentina ves a un River o un Boca plagado de argentinos, no ves extranjeros y en México pues desafortunadamente yo veo a los equipos plagados de extranjeros. En Cancún la Segunda División Profesional plagado de jugadores foráneos, traen jugadores de fuera, cuando hay talento aquí en Cancún, entrenadores que traen de fuera y no le dan oportunidad a la gente joven y gente innovadora que estudió y se capacitó mejor que los que están.

 

-¿Hay talento cancunense?

-Claro, sin duda alguna, tan es así que en fuerzas básicas hay dos cancunenses en el América, nueve cancunenses en Pachuca y uno en Chivas, además tengo entendido que hay varios en otros equipos del país. Sí se quedaron en esos equipos no entiendo como no pudieron quedarse en Cancún con Pioneros, Caimanes, Yalmakán, entre otros.

Dicen que en gustos se rompen géneros, pero cada entrenador decide y yo la verdad si tuviera la oportunidad de elegir, no es que me ponga el cuchillo a la garganta, pero jugaría con puro cancunense, si yo fuera entrenador de un equipo profesional de aquí de mi ciudad.

 

-Sin duda por cada extranjero que juega en la cancha bloquea muchos más mexicanos,

-Vale la pena que vengan extranjeros que en verdad marquen diferencia, como un André-Pierre Gignac, pero ves jugadores que solo son bultos en el futbol mexicano que cubren un puesto; te imaginas 200 futbolistas de Primera División son extranjeros,  a mi me dijeron una vez que el titular que es extranjero bloquea al mexicano que está en la banca, el mexicano que está en la banca en primera bloquea al de la Sub 20 y el de la 20 al de la 17, un jugador extranjero bloquea a más de siete u ocho jugadores mexicanos.

 

- Entonces ¿por qué los entrenadores prometen a los jóvenes en sus inicios trabajar duro para llevarlos a la Primera División?

-Es verdad que muchos dicen ‘te voy a llevar a primera’ pero eso es mentira porque a los chavos hay que hablarles con la verdad;  hay que trabajar fuerte, con argumentos para hacer un trabajo innovador y a mi me gusta enseñar, pero cómo le voy a decir a uno de mis jugadores ¡Trabaja, esfuérzate! Y me van a decir profe ¿para qué voy a esforzarme? mejor hago otra cosa, si hay puros extranjeros, no hay posibilidades para mi en lo absoluto y esa es una de las cuestiones de qué argumentos tengo, porque me lo han preguntado ¿para qué trabajamos? ¿para qué nos esforzamos? ¿para qué dedicamos tanto si no vamos a llegar porque hay un extranjero que me va a bloquear? Y pues tristemente es la verdad.

 

-Usted ¿qué consejo les da a sus jugadores?

-Yo les digo: trabaja, esfuérzate porque los sueños se cumplen, a mi se me cumplieron los sueños a los 25 años, no sabes cuándo te van a estar viendo, a pesar de que los mexicanos no somos de confiar en nuestros paisanos, tienes la virtud de poder cambiar eso tú. Cada quien toma su propia decisión y trabaja y algún día te va a llegar la oportunidad, tú haz tu trabajo y solito el mundo va a conspirar para que tu logres tus objetivos.

 

-En el 2016 fueron muchas metas logradas, ¿cuáles son los objetivos para este 2017?

-Siempre he dicho vamos por más, al triple, siempre, siempre, si este año pudimos hacer el mejor entrenador a nivel nacional, esperamos que el próximo año podamos establecerlo más, la verdad es que se nos han presentado oportunidades ahora y por cuestiones familiares y de trabajo hemos decidido que no, pero a partir de este año 2017, a partir de julio empezamos a escuchar ofertas de todos lados y ya no va a haber algún impedimento para que podamos salir de Cancún, en cuestión de tiempo.

Es momento de trascender, es momento de salir de mi zona de confort porque quiero ser el mejor y para ello tengo que salir de Quintana Roo y hacerme notar y poder regresar y que la gente ya nos reconozca.

 

-¿A qué futbolistas y entrenadores admira Omar Hernández?

-A Hugo Sánchez, el mejor de la historia en el futbol mexicano, incomparable, ganó cinco Pichichis, en su momento el  mejor jugador con el Real Madrid , ganó el Champions, y muy difícilmente lo logrará otro mexicano y a Rafa Márquez; y como entrenadores a Gustavo Matosas y al “Turco” Antonio Mohamed, son dos entrenadores que les sigo la pista por sus métodos innovadores y porque son entrenadores que les gusta proponer y atacar.

 

-Era vox populi que con tu palmarés serías ganador del Premio al Mérito Deportivo en 2016 en Cancún. ¿Te decepcionó no ganar?

-Nos hicieron una propuesta para participar en el Premio Municipal del Deporte y pues nosotros presentamos todo lo que hemos estudiado, lo que hemos ganado, yo había ganado el tetra campeonato, campeón intertuzo, campeón nacional, subcampeón nacional, en Pachuca, Hidalgo en la Universidad del Futbol, nos hemos titulado, hemos ido a cursos a Monterrey, a México ya Mérida; estaba cien por ciento seguro de que íbamos a ganar, yo siento que este mundo se mueve más por la parte de los amigos y los intereses. Me decepcioné por la gente que votó.

 

-¿Cuál sería tu aportación al fútbol?

-Ahora estoy coordinando la carrera para que se titulen todos aquellos involucrados en el deporte porque me gusta aportar a mi estado y la profesionalización sin duda alguna sería de gran beneficio a para el deporte en general.  El futbol es mi mayor pasión, me voy a morir en una cancha de futbol, hasta que estemos viejitos vamos estar en una cancha, nunca nos vamos a retirar, y siempre vamos a estar aportando, ya sea como jugador, entrenador o directivo.

 

Los integrantes de Diagonal Sport agradecemos a Omar Hernández por habernos abierto la puerta de su casa, compartir el pan y la sal y sobre todo por platicarnos sus vivencias del pasado, presente y futuro. Sin duda alguna un deportista que arriesga, que no se queda con las ganas de saber qué pasaría, se lanza, vive, se atreve, disfruta y experimenta; y en con el paso del tiempo será el primer entrenador cancunense que salga dirigir fuera del país y su historia seguirá escribiéndose porque como bien dice “cuando se quiere ser grande no hay obstáculos que se interpongan, los exitosos tienen metas, los perdedores excusas”.

Con ZicoDebuta a los 14 añosDel baúl de los recuerdosEN ARGENTINA 2012EN EL ESTADIOA ZTECAPALMARES 2016Posa con uno de sus trofeosSUS TROFEOS

MÁS FOTOS PULSA AQUÍ...

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Best gambling websites website

PORTADAS DEL DÍA

1645847
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultma semana
Todos los días
889
2087
8745
11766
1645847